------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

sueño apócrifo de ayer

yo subo por una pared empinada, hasta el borde de una linea lisa, de dos manos de ancho,
hecha de piedras sueltas, perfectamente compactadas.
a lo lejos y fuera de mi vista, él toca un piano de letras que suena como su sueño.
yo le tiro piedras al agua,
y el agua no me contesta.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

alivio

cada tanto me recuento y me deshago de todo: platos floreados,
vestidos demasiado cortos, vestidos demasiado largos,
aros extravagantes, regalos inapreciables, cuadernos anecdóticos,
cajas de materiales, pinturas secas, rodillos a medio carcomer,
sandalias de verano y lapiceras muertas.
siempre encuentro algo más que tirar, como si mi categoría "prescindible" no tuviera fondo.
me alivia la pila de bolsas, el cartelito "ropa",
las maderas apoyadas en el árbol, los cartones esfumándose,
todo aquello que creí mío desapareciendo durante mi ausencia
como si el vacío a mi alrededor me hiciera a cada instante más sincera, mas compacta.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

y no es que sea ni medianamente generosa.

te di una palabra en llamas
porque no tenía nada más que darte,
arena y peces
y pequeños golpes en la cabeza.
no fui un ciervo
no fui un cuervo
ni una mujer que te comprara
al precio de la libertad,
tampoco eso.
te di de la más pura
y dura
de la más clara y suave
de la mas leve y dulce
de la más cierta y honda.
te di
hasta el límite de un abismo incompleto
cosas que no pediste,
nada que me sobrara.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

los juguetes


























































fotos por V*, mi querida V*

(a los 32, estoy aprovechando las charlas con el inalámbrico para aprender a andar en patineta, no me muero sin aprender a andar en patineta, y surfear)


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

la libertad es la sangre, que no es más que de uno







------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

caballo, y soga, y piernas.

ato su pierna a la del caballo.
el caballo es blanco y el es oscuro, aunque bellísimo.

le explico la retórica de mis piernas,
mientras rompe y marca, y me habla de otros caballos, y de la fiebre.

yo lo arrastro
y el me azota.
rodamos cuerpo abajo.

en dulzura asimétrica, se resiste.
en wisky y en penumbras, me desgarra.
me hace olvidar el amor, por un instante
y recordar el cuerpo.

yo lo cabalgo,
y el no sueña.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

la situación


















































------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

lavá el taper

si, lavá el taper
poné flores
poné muchas
tapando lo amargo.

lo amargo solo nos gusta
a los que tenemos corazón de perla.

siete palabras dice mi vientre:
una vez soñé mil veces que besabas esas letras
y me desperté con el sexo desesperado y el alma perfectamente fría.

son las ocho
y ocho
pero en un minuto
ya nunca serán nunca jamás.
nos saltearemos esa hora para siempre:
habremos perdido demasiados hijos puros
me habrás despellejado en público otra vez
y otra vez habré callado por amor y por prudencia.

yo voy a estar muy lejos muy pronto.

vas a ver la estela del viento en mi pelo
pero ya voy a estar a salvo de tu cordura
en mi barco de creer, lejos por el río que van formando tus lágrimas cuadradas.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

espalda

espalda forjada
vétebra por vértebra templada
espada que me sostiene en el peso de los días
entre el todo y la nada.
soberbia guerrera
pequeña asesina de la espera
que se bebe a sorbos la sangre de la primavera.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ver ordenado por

antes

.

Mi foto
alegría del hogar
tiene un pie en la tierra y un ojo en el cielo y en el medio anda intentando el vuelo
carolina leal 2008