------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

carente de todo estilo literario y mirando un placard lleno de toda la ropa que siempre quise

no estoy hecha para este cubículo, soy un tigre enjaulado preso de un sueldo triste.

me averguenzo de no hacerle honor a mi naturaleza que no es distinta a la de todos.

me dan pena algunos, pero de quien más me averguenzo es de mi.

me declaro culpable de haberme cansado de cansar a todos siendo valiente a los gritos, y ahora callo para no perturbar la paz ficticia de los cementerios llenos de vivos.

ellos no son nobles ni justos ni buenos, pero yo soy peor, porque yo me doy cuenta y sigo, sin embargo, sentada en esta pila de escombros tipeando basura y dejando correr el río de las limosnas, solo para conseguir un metro de tierra, que a todas luces debería corresponderme por mi humanidad, y asi a todos.

soy igual a una prostituta, y la culpa es mía.

como en una historia griega mi padre el rey pudo haberme dado la dignidad de no arrodillarme ante el oro, pero eligió no hacerlo. y aunque lo perdone cien veces cada día, nunca lo voy a amar como a un padre.

pero no soy quien para señalar a los egoístas y a los cobardes, porque no ardo como una lanza sin vuelta atrás. y entonces lucho conmigo y me señalo, entonces no bajo la cabeza pero no le corto la cabeza a ningun tirano… y asi me averguenzo de no ser un guerrero, de no ser un pájaro. no salvo a nadie, me gasto como todos. huelo a moho y a siglo 20.

soy peor porque no me siento con derecho a desorganizar la danza de estos cadáveres que se soban entre ellos como cerdos para una navidad de propaganda, porque no soy una asesina orgullosa. porque no he puesto una bomba en los archivos, y no he dado mi vida por la de otros, no soy mejor que ellos.

y aunque haga cien cosas bellas y bondadosas, mañana a las 11 voy a poner mi firma en la cuadrícula que dice que soy un cerdo más, que soy un punto más, que soy un futuro cadaver que deberá pudrirse bajo las regulaciones de sanidad, que un árbol es mejor que yo, que un lobo es más bueno que yo, que una rata en una agujero es más libre que yo, que yo como todos no soy capaz de decirle que no a este engaño y esta corrupción que nos cambia la llama de la humanidad por una pantalla cada vez más plana, lo sagrado de la hermandad y el amor profundo por una esposa a la que engañamos con alguien con tetas de goma, y los pies en el verdor de la tierra viva por un monoambiente quinto piso contrafrente a pagar en 30 años.


--------------------------------------------------------------------------------------------

ver ordenado por

antes

.

Mi foto
alegría del hogar
tiene un pie en la tierra y un ojo en el cielo y en el medio anda intentando el vuelo
carolina leal 2008