------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

.

hay un poema que escribir. se escapa.
se llena de palabras. se entorpece.
comienza y se termina. no florece.

lo que intento escribir y no se escribe
vive en mis manos que abrazan tu cabeza.
vive en tu brazos que besan mi cintura.

en un lugar que no existe todavía
vive en silencio y aguarda tu dulzura.


-------------------------------------------------------------------------------

.

estoy harta de la palabra amor usada como merengue. la palabra amor hay que usarla como tornado hueso espasmo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

like.

no le mintamos a la gente.
hablamos de la guerra
pero acá estamos 
eligiendo entre mortadela y paleta
las chicas tenemos vello
el café instántaneo es peor que la tv de aire
un gato es un gato
lavarse los dientes a las 2 de la mañana no existe
y a nadie, nadie nunca jamás le gustó
el facebook de movistar
ni garbarino online.







--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ese momento conmigo misma
en la mañana no demasiado temprano
cuando a nadie le importa mi pelo.
leyendo con los pies en el sol
la voz de la mujer que una noche
en la que a nadie le importó su cintura
se sentó en mi fantasma
a escribir estos versos.

--------------------------------------------------------------------------------------

.

cuando veo toda esta gente, sus vidas, sus hijos, sus casas, pienso que yo podría haber sido ellos, sus mujeres, sus perros. que ellos pudieron haber sido yo o estar muertos. 
y me alegro de saberlos vivos, de verlos cambiar, y me harto de saber todo de ellos, de mi, de escucharlos, de sus miserias y sus cumpleaños. y los siento cerca y por dentro en sus pequeñeces y en el tedio de sus imágenes y de sus palabras, que son tan aburridas como las mías.
y nos compadezco en las bolsas del supermercado en el ascensor, y en las mascotas de departamento, y me avergüenzo de sus egos patéticos, y me conmueven nuestros miedos estúpidos a las arañas y a decir la verdad, y entonces me enamoro de sus maneras de subir la escalera, y de sus bocas, y de todas las formas de sobrellevar esta nada: con camisetas que dicen cosas, haciendo bebés, creyendo que vamos a algún lado con los cortes de pelo, ganando el pan de cada día o robándolo, diciéndolo todo a los gritos tanteando como ciegos, rindiéndonos nunca.



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ver ordenado por

antes

.

Mi foto
alegría del hogar
tiene un pie en la tierra y un ojo en el cielo y en el medio anda intentando el vuelo
carolina leal 2008